Unas playas de bandera

Concert Music Festival Sancti Petri
18 Junio, 2018
Un beach club con alma
18 Junio, 2018

Desde hace décadas, el litoral chiclanero se ha convertido en uno de esos lugares marcado con trazo grueso en las agendas de aquellos veraneantes, miles, que sueñan con pasar unos inolvidables días de ocio y descanso en escenarios de aguas limpias, arena fina y entorno amable.

Un ideal de destino que Chiclana de la Frontera ha ido construyendo año tras año gracias a dos factores determinantes: la propia naturaleza de su espectacular litoral y el esfuerzo que desde el Ayuntamiento de Chiclana, con la necesaria complicidad del sector turístico, se ha realizado para no alterar su riqueza y belleza y, no menos importante, mejorar la calidad de sus servicios en base a exigentes estándares de calidad.

Trabajo que se ha venido desempeñando de forma comprometida, sin bajar la guardia, y, como ha ocurrido este invierno, plantando cara a los problemas que se han generado en las playas a causa de los fuertes temporales.

Factores, todos, que han convertido a las playas de La Barrosa y Sancti Petri en ‘territorio azul’, ese que se reconoce con la bandera azul de los mares limpios de Europa.
Esta distinción, que desde 1987 otorga de forma anual la Fundación Europea de Educación Ambiental a las playas que cumplen una serie de condiciones ambientales e instalaciones, ha venido a reafirmar este año lo que ya es un secreto a voces, que Chiclana de la Frontera (La Barrosa y Sancti Petri) se ha puesto al frente de los destinos nacionales de sol y playa.

Y es que, sin alterar en modo alguno un paisaje idílico, las playas de La Barrosa y Sancti Petri han sabido integrar en sus entornos todos aquellos servicios de calidad necesarios para responder a las expectativas de los miles de bañistas que las visitan cada año.

Playas de bandera para, sin lugar a dudas, un destino de costa de bandera.